Enjuague bucal

Los enjuagues bucales son soluciones líquidas que permiten efectuar enjuagues de acción sobre dientes, encías y lengua con el propósito de contribuir con la higiene oral, calmar el malestar en determinadas situaciones, y evitar el mal aliento. En tanto, es importante conocer cuáles son los tipos de enjuague bucal que existen y para qué está indicado cada uno de ellos.

¿Qué es el enjuague bucal?

Los colutorios bucales son sustancias que contribuyen con la salud bucal. Esto, son recomendados por los especialistas ante la existencia de altos riesgos de caries, halitosis (mal aliento), inflamación de las encías y xerostomía, conocida también como boca seca.

Tipos de enjuague bucal

En términos generales, es posible clasificar los colutorios para enjuague bucal en tres amplias categorías, las cuales se explican a continuación:

  • Enjuagues bucales estéticos
  • Los enjuagues antisépticos
  • Enjuagues bucales con flúor

Enjuagues bucales estéticos

Los enjuagues bucales estéticos son los más comunes del mercado. Estos, son indicados para contribuir con la supresión de residuos de comida que pudieran quedar aún después del cepillado y del uso del hilo dental. Además, los enjuagues bucales estéticos mejoran el aliento y aportan la sensación de frescura en la boca.

Enjuagues antisépticos

Por su parte, los enjuagues antisépticos contribuyen a controlar la presencia de la placa bacteriana, así como a reducir la inflamación de las encías (gingivitis).

Los especialistas, suelen indicar los enjuagues antisépticos tras una cirugía oral o tras la ejecución de tratamientos periodontales. Por lo general, contienen digluconato de clorhexidina, cuyo agente evita el riesgo de sobreinfecciones al reducir la carga de microbios y promover la curación de la lesión o llaga en la boca.

Enjuagues bucales con flúor

Los colutorios bucales que contienen flúor, protegen los dientes de las sustancias ácidas generados por la placa bacteriana.

El flúor protege el esmalte de los dientes, y permite evitar y revertir las primeras etapas de la caries. Este elemento es primordial para los niños, así como también en cantidades idóneas para el cuidado dental en los adultos.

Tipos de enjuague bucal según el propósito

Existen diversos tipos de colutorios de enjuague bucal que varían en relación al propósito de su uso.  Además, es posible diferenciar entre enjuagues bucales de uso diario y enjuagues bucales terapéuticos.

En relación a los elementos terapéuticos que contenga un enjuague bucal, el producto puede actuar en los siguientes aspectos:

Reminalizadora anticaries

Esta solución se define por estar compuesta de fluoruro sódico, monofluorofosfato de sodio, fluoruro de estaño, fluoruro de amina, fluoruro de fosfato dibásico de calcio. Estos agentes previenen la aparición de caries en la dentadura.

Preventiva de periodontitis

El colutorio contiene clorhexidina, triclosán, hexetidina, sanguinaria, timol, eucaliptol, así como derivados de amonio cuaternario. La acción de este agente evita las afecciones periodontales.

Contra la hipersensibilidad

Para tratar la hipersensibilidad dental se producen enjuagues bucales a base de cloruro de estroncio, nitrato potásico y lactato de aluminio.

Higiene bucal infantil

Para la protección bucodental infantil se emplean los enjuagues bucales fabricados con fluoruro sódico, xilitol y glicerofosfato cálcico.

¿Elegir enjuagues bucales con o sin alcohol?

En términos generales, existe la disyuntiva en relación a uso de enjuagues bucales que contengan o no alcohol. La cantidad de alcohol que contienen los enjuagues bucales es poca, aunque suficiente para reducir o erradicar la producción de saliva, por ser un elemento de secado.

De tal manera, los especialistas indican a los pacientes con síndrome de boca ardiente, seca u otras irritaciones elegir un enjuague bucal sin alcohol a los pacientes, debido a que la presencia de esta sustancia podría empeorar la afección bucal.

¿Cómo usar el enjuague bucal?

Al momento de usar enjuague bucal es importante seguir las indicaciones de uso aportadas por el especialista o, en su defecto, por el fabricante del producto.

El exceso de uso de enjuagues a base de clorhexidina provoca la aparición de manchas amarillentas tanto en la dentadura como en mucosas orales y lengua. Además, como ya mencionamos antes, los enjuagues con alcohol inciden en la segregación natural de la saliva.

Es importante efectuar una buena rutina de higiene bucodental a través de la correcta práctica del cepillado, complementada con el uso del hilo dental. Cabe destacar que, no existe razón para sustituir el cepillado por el enjuague ni por el hilo, estos simplemente deben complementarse.