Si estás leyendo este artículo es porque, probablemente, hayas tomado la acertada decisión de mejorar tu sonrisa. Como expertos en ortodoncia en A Coruña sabemos que unos dientes alineados, además de iluminar cualquier rostro, afectan positivamente a la salud. Muchas personas llevan a cabo este tratamiento constantemente y podemos asegurar que los buenos resultados están garantizados.

Ahora bien, la siguiente decisión es la de escoger entre llevar brackets o usar una ortodoncia invisible. En nuestra clínica dental en A Coruña conocemos a menudo a personas que dudan sobre qué les conviene. Y en este artículo queremos ayudarte a conocer las opciones.

Las principales diferencias entre brackets y ortodoncia invisible

A la hora de tomar la decisión sobre qué te conviene más, es importante que tengas en cuenta diferentes cuestiones. Durante nuestra trayectoria como dentistas en A Coruña, los profesionales de CML Odontólogos sabemos que hay cuatro aspectos muy importantes. Estos son:

Apariencia: La ortodoncia invisible es más discreta, ya que es una férula transparente que prácticamente no se pueden percibir a la vista. Esto no quiere decir que los brackets no queden bonitos, porque no es así. De hecho, su extendido uso, ha llevado a que una sonrisa adornada con ellos sea muy común. Y para escoger hay los tradicionales de metal y los de zafiro, blancos, menos visibles.

Coste: Aunque el precio final dependerá de lo largo que sea el tratamiento y de las imperfecciones que se deban mejorar, por normal general los brackets suelen ser más económicos.

Eficiencia del tratamiento: En ambos casos, el resultado prometido al principio del tratamiento está garantizado. Tu experto en ortodoncia te podrá indicar, al ver las correcciones que debes hacer, cuál te conviene más. Hay ciertos problemas que no se pueden solucionar con ortodoncia invisible.

Tiempo del tratamiento. El proceso dependerá del estado de tus dientes, lo que se busca corregir y la actitud del paciente. Cabe mencionar que si vas a usar la ortodoncia invisible, tienes que ser constante y recordar ponerla siempre. Con los brackets, el paciente no tiene esa responsabilidad, ya que son fijos.

Conociendo tus opciones, lo mejor será que pases por nuestra clínica dental en A Coruña y hables con nuestros expertos en ortodoncia, para que ellos te miren y te puedan indicar qué tratamiento te conviene.