Una rutina de higiene bucodental adecuada incluye, por supuesto, el cepillado. Sin embargo, también es fundamental utilizar otros elementos de limpieza oral, como el hilo dental o cepillos interproximales, colutorio y el irrigador oral.

Desde CML Odontólogos os traemos algunos de los beneficios más destacados de este dispositivo. ¡No os lo podéis perder!

Ventajas del irrigador oral en dientes y encías

  • Reduce el nivel de placa bacteriana y de sarro de nuestros dientes de una manera más eficaz que con el cepillado. Esto nos ayudará a reducir la aparición de caries dentales.
  • Ayuda a la disminución de la inflamación y sangrado de nuestras encías, lo cual provocará que conservemos nuestra dentición durante mucho más tiempo.
  • En tratamientos como la ortodoncia o la colocación de implantes, este artilugio es esencial para aportar la limpieza en profundidad que necesita nuestra cavidad oral.
  • Combinado con el uso de colutorios dentales, aporta frescor a nuestra sonrisa y combate la halitosis.
  • Nuestra higiene oral diaria será más efectiva y profunda, ya que el irrigador bucal alcanza lugares de difícil acceso de la cavidad oral y elimina las bacterias que se encuentran en las piezas dentales.
  • Elimina las manchas de los dientes, dando a nuestra sonrisa un aspecto más estético.

 

Para asegurarnos de que el irrigador bucal cumple con su función, es fundamental incluirlo en nuestra rutina de higiene oral y utilizarlo cada día. Te recomendamos acudir a nuestra clínica dental en A Coruña para aconsejarte sobre el irrigador oral. ¡Te esperamos!