Los malos hábitos dentales, una vida llena de estrés o una mala práctica dental, pueden llevar a las personas a padecer una gran cantidad de alteraciones en la salud bucal. Una de ellas es conocida como la disfunción craneomandibular, que ocasiona dolor, migrañas, chasquidos de los dientes, mordidas incorrectas, entre otros aspectos más.

¿Qué genera la disfunción craneomandibular?

No existe una causa única para esta alteración relacionada con la articulación temporomandibular o ATM, pues en algunas personas se ha encontrado su origen en enfermedades que generan deterioros en los huesos del cuerpo, tal como la artritis.

Otras personas han desarrollado esta falencia debido a enfermedades autoinmunes, por causas genéticas, por infecciones en la zona, o problemas Hormonales. Otro alto porcentaje de pacientes, son aquellos a los cuales les realizaron algun procedimiento dental que terminó afectando, y limitando sus movimientos mandibulares.

Signos y síntomas de la disfunción craneomandibular

Cuando una persona padece de disfunción craneomandibular, puede presentar algunos o todos los signos o síntomas que te mencionaremos a continuación:

  • Dolor en el cuello y/o los hombros.
  • Movimientos limitados de la mandíbula.
  • Migraña o dolor de cabeza intenso.
  • Dolor de oídos o sensación de presión en los oídos.

Estos síntomas son los más comunes y muy pocas veces se presentan de forma crónica en los pacientes. Sin embargo, una persona con disfunción craneomandibular también puede presentar:

  • Una mordida incorrecta.
  • Sensibilidad dental.
  • Crujidos o sonidos de rose mandibular al momento de abrir o cerrar la boca.
  • Bruxismo.
  • Rigidez en los movimientos de la mandíbula.

Cabe destacar que, estos síntomas pueden ser tratables con medicamentos sencillos y alguna que otra indicación específica para cada caso. Sin embargo, siempre debe ser tratado por un especialista en el área.

¿Cómo se pueden tratar los síntomas de la Disfunción Craneomandibular?

La gran mayoría de las personas que padecen esta condición no requieren de un tratamiento muy complejo, pues para ellos se trata de algo pasajero, que puede durar unas semanas o un par de meses. En estos casos, los doctores les suelen recetar:

  • Medicamentos analgésicos que no necesitan de prescripción médica.
  • En caso de dolor moderado, algunos medicamentos de venta con prescripción médica.
  • Ejercicios suaves y graduales de movimiento (tal como el estiramiento y relajación de la mandíbula).

Sin embargo, no todos corren con esta fortuna, y esta condición puede convertirse en una disfunción compleja de la articulación temporomandibular si no se trata a tiempo. En estos casos, los tratamientos son un poco más complejos y deben ser tratados por varios especialistas a la vez.

Incluso, algunos doctores podrían recomendar realizar tratamientos irreversibles como intervenciones quirúrgicas, ajuste de la mordida limando los dientes, férulas de reposicionamiento dental, y el uso de ortodoncia.

¿Existe alguna terapia para mejorar o eliminar esta condición?

No existe una terapia en específico que se les indique a los pacientes con disfunción craneomandibular. Sin embargo, sí existen tratamientos físicos que pueden realizarse para aliviar el dolor, como para mejorar la flexibilidad y la capacidad de movimiento de las articulaciones comprometidas. Siendo algunos de estos tratamientos, los siguientes:

  • Masajes en los músculos contracturados.
  • Acupuntura.
  • Ejercicios de las tablas musculares.
  • Para aliviar el dolor articular, algunos especialistas recomiendan aplicar calor al seco sobre el área comprometida.

Es importante que todas estas terapias o medidas físicas, se indiquen por un especialista, pues solo él, de acuerdo al grado de complicación, podrá indicar la intensidad de las mismas. En los casos en que el dolor resulte intenso, los masajes y ejercicios los debe realizar el especialista.

¿Son recomendables las férulas dentales en caso de padecer de disfunción craneomandibular?

Las opciones con respecto a los beneficios que puede ocasionar el uso de férulas dentales son muy variadas. Especialmente, porque algunos especialistas consideran que no son tan efectivas para aliviar el dolor y corregir el problema.

Sin embargo, su beneficio varía dependiendo del caso. Ya que, en algunas personas la disfunción craneomandibular es ocasionada por mal posicionamiento de la dentadura, y allí es en donde se recomienda el uso de férulas de reposicionamiento.

También, existe otro tipo de férulas conocidas como “férulas de relajación” que sí alivian el dolor. Sin embargo, estas no suelen ser efectivas para todos los casos. Debido a la amplia posibilidad de casos que existen, lo único que es recomendable, es asistir a un especialista que evalué a través de exámenes médicos y placas, la situación craneomandibular del paciente.