La halitosis es un problema muy común entre las personas, por esto es importante entender cómo se origina este, como detectarlo, y más importante, como solucionarlo. La halitosis tiene muchas causas, y no debe confundirse con lo que es el mal aliento que se da en momentos específico y no tan seguido, como lo es el mal aliento de la mañana.

¿Qué es la Halitosis?

La halitosis es el olor o conjunto de olores que emana la boca, que son considerados desagradables. Se denomina halitosis cuando es crónico, y no es simplemente un mal aliento ocasional. Sin embargo, no se puede considerar que sea una enfermedad grave, incluso a veces es considerado un simple síntoma de otra enfermedad, como también un padecimiento aparte.

El mal aliento es un problema que se ha tratado desde la antigüedad, buscando soluciones en ámbitos naturales, por ejemplo, en China durante el siglo XV, era común usar cepillos de dientes que se crean con bambú o huesos de animales. En Estados Unidos se usaban refrescadores de aliento que eran creados con esencia de violeta, de rosa, regaliz y otros ingredientes.

Causas de la Halitosis

Al ser la halitosis un problema que causa el mal aliento, podemos asumir que sus causas provienen del cuidado de la higiene dental. Sin embargo, al ser un problema común y constante, no se podría decir que se trata de un simple mal aliento, sino que este puede tener su origen en hábitos de la persona que lo padezca. Algunas de las causas más comunes son:

Infecciones

Aunque se podría considerar un síntoma, es muy común que, al tener una infección de garganta, boca o nariz, esto cause la halitosis. Incluso, algunas veces este es el único síntoma detectable que puede ayudar a hacer el diagnóstico de la infección.

Poca o nula producción de saliva

A este término algunas lo mencionan como tener “boca seca”. La saliva es muy importante para la salud bucodental, por esto al no producir la suficiente cantidad de esta, deja de ayudar a la prevención de caries y enfermedades.

Algunos medicamentos tienen como reacción la resequedad en la boca, lo cual recae en el principio de falta de saliva. Normalmente cuan do se suspenden o terminan el tratamiento, este síntoma desaparece, pero de no ser así es importante consultar con un especialista.

Tabaco y exceso de Cafeína

El fumar y consumir en grandes cantidades cafeína puede ser perjudicial a la salud en general, y en este caso es una de las causas más comunes de la creación de halitosis. Estos pueden causar la boca seca, enfermedades en encías y todo esto causa problemas en el aliento.

Problemas Dentales y Enfermedades

Cualquier tipo de enfermedad dental tiene como síntoma más común la halitosis. Enfermedades como las caries, el sarro y la placa bacteriana pueden dar paso a la halitosis. Este síntoma resulta muy común también en personas con enfermedades crónicas como la diabetes, reflujo gástrico y gastritis.

Prevención de la Halitosis

Es importante entender que el cuidado dental es de gran relevancia en este ámbito. Sabiendo que el aliento depende normalmente de la limpieza de la dentadura y de la eliminación de restos de comida que puedan quedar en los dientes. Las recomendaciones generales que se dan para la prevención de la halitosis son:

  • Cepillarse al menos dos veces al día, por el tiempo que se recomienda que son dos minutos.
  • Usar cremas dentales que contengan flúor.
  • Mantenerse hidratado
  • Disminuir el consumo de bebidas azucaradas.
  • Disminuir el consumo de cafeína.
  • Tratar de no masticar chicle, y en caso tal de hacerlo, que sea sin azúcar preferiblemente.

Al tener halitosis, y empezar a cumplir con estas recomendaciones, es muy probable que este padecimiento desaparezca. Sin embargo, existen ocasiones, que, aun teniendo un excelente cuidado bucal, la halitosis persiste. En este momento es cuando se debe recurrir a un experto de la salud dental, para que haga su diagnóstico, encuentre la causa y nos refiera a un tratamiento.

La halitosis se considera algo que le pueda suceder a cualquiera, sin embargo, se sabe que pueda llegar a ser vergonzoso para muchos, y puede llegar a causar inseguridad. Por esto es importante que, al detectarlo, se encuentra la forma más adecuada de revertirlo.