Nuestra dentadura puede presentar complicaciones urgentes y necesarias de resolver mediante tratamientos, que deben ser ejecutados por profesionales de la salud dental. Un ejemplo de estos procedimientos es la endodoncia, acerca de la cual te hablaremos el día de hoy.

¿Qué es la endodoncia?

Básicamente, la endodoncia es un procedimiento dental realizado cuando un diente o varios presentan caries, fracturas o inflamaciones tan arraigadas, que afectan la salud general del diente. Estas patologías ocasionan molestias e incomodidades, que pueden solucionarse mediante los tratamientos de endodoncia.

Por lo general, las complicaciones en un diente atentan contra la posibilidad de masticar correctamente. De manera que, la pieza dental se complica cada vez más, y finalmente se pierde. Es por esto que, la endodoncia se presenta como un procedimiento realizado para salvar el diente, antes de que sea demasiado tarde.

¿Cómo se realiza el procedimiento de endodoncia?

Si estás presentando alguna de las complicaciones anteriormente mencionadas, es probable que tu odontólogo te sugiera realizar una endodoncia como tratamiento urgente. Este procedimiento, consiste en la perforación del diente para extraer el nervio, y eliminar las molestias ocasionadas.

Para esto, haciendo uso de instrumentos dentales, el odontólogo perfora el diente justamente en la corona para poder acceder a la pulpa dental y retirarla por completo. Finalmente, se realiza la limpieza del conducto, y se procede a sellar haciendo uso de cualquier tipo de material termoplástico quirúrgico.

Normalmente, el odontólogo sugiere realizar radiografías o panorámicas para verificar el estado del diente tras finalizar el procedimiento. Además, algunas de las cosas imprescindibles de saber antes de realizar una endodoncia, son las siguientes:

¿Existen riesgos?

La endodoncia es un procedimiento mínimamente invasivo que debe ser realizado por un profesional en salud bucal. Ten presente que, este en las manos equivocadas, evidentemente supondrá un mayor riesgo.

Aunque dependiendo del estado del diente, se puede correr el riesgo de terminar en el daño del tejido nervioso, o la pérdida completa del diente.

¿Una endodoncia es dolorosa?

En términos generales, una endodoncia no tiene por qué resultar dolorosa, pues esta se realiza mientras el paciente se encuentra bajo anestesia. Sin embargo, pueden existir complicaciones como la fractura de un instrumento, que terminan desembocando en dolores y molestias a lo largo de un par de días.

Fractura de un instrumento

Durante un procedimiento de endodoncia, existe el riesgo de que se fracture un instrumento en pleno procedimiento. Esto puede ocurrir por diversas razones, y en cualquiera de los casos, el odontólogo debe tener mucho cuidado mientras realiza el procedimiento para evitar esta molesta complicación.

La principal razón por la que se fracturan instrumentos de endodoncia (tal como las limas), es porque se siguen utilizando después de que se encuentran vencidas, tras mucho tiempo, o también cuando se utilizan de forma inadecuada.

Algunas recomendaciones importantes para evitar la fractura de un instrumento en un procedimiento de endodoncia, son las que te mencionamos a continuación:

Endodoncia: Fractura de un instrumento

Instrumentos de acero inoxidable

Los instrumentos de endodoncia, están fabricados generalmente en acero inoxidable. Este material es susceptible y, por consiguiente, puede terminar doblándose dentro de un diente. Por esta razón, es recomendable utilizarlos con delicadeza y evitar realizar fuerzas desmesuradas.

Es necesario desechar los instrumentos

Los instrumentos con los que se realiza una endodoncia no son eternos, por lo que deben desecharse y reemplazarse cada cierto tiempo. Siempre que un instrumento se vea desgastado, con partes demasiado brillantes, con curvaturas o corrosión, es necesario reemplazarlo por un instrumento nuevo.

Mal uso del instrumento

Aunque se trata de una causa que se suscita con menor probabilidad, la fractura de un instrumento durante un procedimiento de endodoncia puede deberse al mal uso del mismo. Esto, puede deberse a que el tratamiento lo realiza una persona poco capacitada para ello, que no cuenta con los conocimientos necesarios en la instrumentaría quirúrgica.

Dientes con instrumentos fracturados

En algunas ocasiones, los especialistas en salud dental se enfrentan a pacientes que llegan al consultorio con dientes que ya traen instrumentos fracturados por la mala praxis de otros especialistas.

En esos casos, la solución es ambigua. Aunque lo ideal es retirar lo que quedó del instrumento, suele resultar muy complicado. Por ende, la mejor solución es obturarlo de forma sana para que quede encapsulado en la raíz sin hacer daño.

Importancia de acudir a un especialista

Ciertamente, la endodoncia es un procedimiento poco riesgoso, pero no debe tomarse a la ligera. Por este motivo, es importante acudir siempre con un verdadero profesional de la salud dental debidamente capacitado.

De esa manera, será posible evitar riesgos que puedan ocasionar problemas irreparables en tus piezas dentales.