La primera y más corta dentadura del ser humano corresponde a la infancia. Durante esta etapa, los niños llegan a tener una dentición total de 20 dientes cuya aparición y desarrollo establece el punto de partida para la dentición adulta. Sin embargo, vale la pena preguntarnos, ¿Cuántos dientes tiene un adulto?, ¿cuándo hacen su aparición? Y, ¿por qué esta cantidad puede variar de un individuo a otro?  Mas adelante sabrás la repuesta de estas y otras interrogantes.

Abandonado los dientes de leche, ¿cuántos dientes tiene un adulto?

Aproximadamente entre los 11 y 12 años, los dientes adultos o definitivos comienzan a ocupar los espacios dentales de los adolescentes. Una vez dejados los preciados dientes de leche, la dentadura definitiva comienza a definirse progresivamente en 28 dientes.

Cabe destacar que, a estos se le suman luego (entre los 17 y los 25 años), los terceros molares, llamados también «muelas del juicio». Completando así, una dentición total de 32 dientes en el adulto. Generalmente, estos dientes suelen clasificarse de la siguiente manera:

Incisivos

Estos se encargan de cortar los alimentos y se ubican en la parte frontal. Tienen una sola raíz y su corona es cónica.

Caninos

También conocidos como ‘colmillos’, estas piezas dentales se localizan lateralmente a los dientes incisivos. Además, se caracterizan por tener forma de punta, y poder desgarrar los alimentos.

Premolares

Aunque se parecen en su función a los caninos, no son las mismas piezas dentales. Sin embargo, los premolares cumplen también una función bucal importante, tal como lo es la trituración de los alimentos.

Molares

Estos se caracterizan por ser de mayor tamaño que los premolares, destacando su corona por ser más ancha. Lo cual, permite que puedan moler y triturar los alimentos con mayor facilidad.

Problemas y riesgos de los dientes definitivos

La expresión coloquial “primero tienes dientes de leche y luego, de leche te quedan dientes”, es muy acorde a la necesidad de cuidar y proteger la dentadura definitiva. Si bien es cierto que existen muchas soluciones parciales o totales para la pérdida dentaria, nada es más confortable que cuidar y conservar la dentadura propia.

Aunque en una boca saludable es posible determinar cuántos dientes tiene un adulto promedio, existen factores que pueden modificar esta estructura. Un ejemplo puede ser la falta de higiene bucal, así como los problemas con la aparición de los terceros molares (muelas del juicio), o la agenesia dentaria.

Sobre cada uno de estos factores de riesgos para la dentadura permanente, te hablaremos a continuación con mayor detalle:

Pérdidas dentales por una mala higiene bucal

Si se llevan malos hábitos higiénicos en la salud bucal, es probable que se origine la pérdida parcial o permanente de las piezas dentales. Esto nos obligaría a visitar al odontólogo frecuentemente, y correr el riesgo de recurrir a métodos más definitivos, tal como la implantología dental, o la remoción sin reposición de las piezas dentales.

Pérdidas de piezas dentales por la aparición de las muelas del juicio

La aparición de las bien llamadas “muelas del juicio” (cuya apertura en la parte posterior de la boca sucede entre los 17 y 25 años), suelen traer consigo molestias, dolor, movimientos dentales y presentan posibles riesgos a otros dientes lindantes.

Por lo general cuando las molestias por estas piezas dentales aparecen, resulta preciso optar por la exodoncia de las cordales. Este procedimiento básicamente, consiste en la extracción de las mismas, aun cuando puedan encontrarse en perfecto estado dental.

Pérdidas de las piezas dentales por agenesia dentaria

Por último, la agenesia dentaria o ausencia de dientes, se define como una anomalía craneofacial muy común determinada genéticamente. Esta puede originar la pérdida congénita de una sola, así como de varias piezas dentales.

Cuando la agenesia dentaria aparece, se puede recurrir a diversos tratamientos para sobrellevar la afección, tal como el uso de prótesis, o el ‘cerrado de espacios’. Cabe destacar que, el procedimiento a seguir dependerá de la cantidad de dientes que falten, así como de su ubicación, de la edad del paciente, y el desarrollo dentario.

Algunos cuidados elementales para los dientes definitivos

Como recién mencionamos, son muchos los factores que influyen en el cuidado que le damos a la dentición definitiva. De hecho, problemas como la alimentación, educación, higiene, acceso a la información y a las instalaciones médicas y de salud bucal, pueden presentar deficiencias y patologías (que pueden ser leves o graves). Clasificándose estas, de la siguiente manera:

  • Caries dentales
  • Gingivitis
  • Periodontitis
  • Candidiasis bucal

Además de lo anterior, también puede verse la aparición de Aftas, Herpes Bucal, o de cáncer oral en casos graves. En todos estos casos, los tratamientos oportunos son la clave para la recuperación y protección bucal.

Ahora que ya sabes cuántos dientes tiene un adulto, debes saber qué, un mantenimiento de una higiene periódica y la visita regular al odontólogo, puede garantizar una mejoría al problema que se presente, evitando futuras complicaciones.