¿Tienes un bebé y te preocupa la inminente erupción de su dentición? Cualquier dentista en A Coruña te dirá que esta preocupación es totalmente normal. Como progenitor, debes saber a qué se va enfrentar tu pequeño cuando comiencen a brotarle sus primeras piezas. Por eso, desde CML Odontólogos te explicamos los síntomas frecuentes de nuestros pacientes más jóvenes en este proceso.

Signos que desvelan la erupción de los primeros dientes

Los incisivos superiores e inferiores asomarán entre los seis y los doce meses. El crecimiento de todas las piezas de leche finalizará en torno a los tres años. Por tanto, antes de que tu hijo cumpla su medio año de vida comenzarán las primeras molestias. Sabrás que su dentición está a punto de irrumpir en su cavidad oral por las siguientes señales:

  • Salivación excesiva y babeo. Este mecanismo natural viene acompañado de enrojecimiento e inflamación de las encías.
  • Llantos frecuentes. La presión de las piezas sobre el tejido gingival provocará esos lloros.
  • Trastornos del sueño. Tu bebé se despertará en diversas ocasiones durante la noche. Es frecuente que, además, presente fiebre.
  • Irritabilidad. Notarás comportamientos ásperos en tu pequeño. Entre ellos, el rechazo a la comida. Es comprensible, pues estas circunstancias le harán sentir incómodo la mayor parte del día.
  • Erupciones cutáneas. Si percibes irritaciones alrededor de su boca o en su barbilla, no te asustes. Son habituales.
  • Tendencia a morder. Se llevará a la boca cualquier objeto, incluso su puño. Lo hará para aliviar el dolor.

Por qué acudir con tu bebé a tu dentista en A Coruña

Como bien sospechas, la visita al odontopediatra resulta fundamental en esta fase. Un profesional no solo te aleccionará sobre cómo debe ser la higiene bucodental durante la erupción de la dentición. Además, te guiará para que las caries no ataquen los dientes de leche de tu pequeño.

Vela por la salud oral de tu hijo desde sus primeros meses de vida. Pide cita en nuestra clínica dental en A Coruña y asegúrate de que luzca una sonrisa sana en el futuro.