Aunque muchas personas no lo sepan, la retracción de las encías se conoce como una patología muy común en el campo de la odontología, sin embargo, esto no significa que cuando aparece, no se le debe tomar importancia, al contrario, es importante que se acuda a un especialista lo más pronto posible para que este determine cuál será la mejor forma en la que se trate esto.

¿Qué es la retracción de encías?

Este padecimiento es muy común y suele ser asociado con la vejez, sin embargo, esto puede suceder en cualquier época de la vida. La retracción de encías está asociada con ser un problema estético, pero puede ir mucho más allá, causando problemas funcionales.

La retracción de encías consiste en la pérdida de la encía o incluso del hueso, dejando como resultado que sea visible la raíz de los dientes, aquí se termina en posibles problemas bucodentales. Existen distintos tipos de retracción de encías que tienen su clasificación en 4 clases.

¿Cómo se puede Evitar la Retracción de Encías?

Al igual que la mayoría de padecimientos, estos pueden prevenirse teniendo una buena higiene dental, algunas de las recomendaciones más comunes son que el cepillado de los diente dure al menos dos minutos, usar pasta dental especializada en salud de la encía y hacerse revisiones de forma regular con el dentista de su preferencia.

Tipos de Retracción de Encías

Existen distintos tipos de retracción de encías que tienen su clasificación divididas en 4 clases. Esta clasificación se da en estas cuatro clases gracias a Miller, y estas son las que determinan que tan profundo es el padecimiento.

  • Clase I: Se ve cuando se da la recesión de los tejidos marginales que no llegan hasta la línea mucogingival.
  • Clase II: En esta segunda clase se ve la recesión de los tejidos marginales que llegan hasta la unión mucogingival, o incluso puede que vayan más allá, esto sin darse la perdida de inserción periodontal en el área interna del diente.
  • Clase III: En la tercera clase se destaca la recesión de los tejidos marginales que también van más allá de la unión mucogingival, dándose, a diferencia de la clase anterior, una pérdida de la inserción periodontal en el área interdental, o se puede dar una mala posición dentaria.
  • Clase IV: En esta última clase se ve la recesión de los tejidos marginales que se extiende más allá de la unión mucogingival, sin embargo, al llegar a esta clase se ve una pérdida severa del hueso, del tejido blando o una severa mal posición dental.

Cómo se ve, estas clases son una forma progresiva en la que avanza la retracción de encías, de igual forma puede ser evitable que llegue a las últimas clases si se trata en una de las primeras clases.

¿Qué Síntomas se Presentan cuando se da una Retracción de Encías?

Los síntomas de la retracción gingival resultan bastante comunes y muchas veces incluso pueden hacer parecer que se trata sobre otra patología, por esto es importante que el especialista determine si se trata sobre una retracción. Los síntomas que se presentan son:

  • La visibilidad de los que los dientes parezcan más largos y que el espacio entre los dientes haya aumentado.
  • Sensibilidad de los dientes hacia el frío y el calor, gracias a las raíces dentales que están expuestas.
  • Sensación de que los dientes se pueden caer en cualquier momento.

Además de estos síntomas, la retracción de las encías puede causar hipersensibilidad, teniendo molestias en la raíz dependiendo de la temperatura en el interior de la boca, y también se corre un mayor riesgo de caries dentales que pueden terminan en perdida de los dientes.

¿Cómo se soluciona la Retracción de las Encías?

Principalmente se debe determinar la causa, y mientras sea tratado lo más pronto posible, los resultados son mejores, ya que cuando se retrae la encía, la misma no vuelve a crecer. De igual forma, existen procedimientos que pueden mejorar esta situación, como algunas técnicas de reposición del tejido gingival.

La retracción de encías resulta un problema que le puede suceder a cualquier persona, por esto es tan importante hacerse periódicamente revisiones con algún especialista para que determine cómo se encuentra la salud dental que se tiene.