Las boqueras o la queilitis angular es una enfermedad inflamatoria común de la piel que se manifiesta en las esquinas o comisuras de los labios. A diferencia del herpes, las boqueras no son contagiosas y, dependiendo de su origen, se suelen curar con tratamientos para la piel, cambios de dieta o medicamentos.

En este artículo analizaremos en profundidad las boqueras:, síntomas, tratamientos, prevención y más.

Boqueras

Las boqueras surgen por distintas razones. En la mayoría de los casos, surgen cuando la saliva se queda atrapada en la comisura de los labios. Al secarse, causa que la piel se agriete e, instintivamente, las personas pasan sus lenguas por esas regiones para hidratarlas.

El calor y la humedad que se encuentran en los labios forman un ambiente perfecto para que los hongos crezcan, se multipliquen y causen una infección. El hongo más común que causa las boqueras es el conocido como cándida, el mismo que produce otro tipo de infecciones en el cuerpo. En algunos casos, ciertas bacterias pueden provocarlas.

Por otro lado, existen pacientes en los que se manifiestan las boqueras causadas por la deficiencia de vitamina B2. También existen casos en los que no se encuentran razones directas, a estos se los conoce bajo el nombre de queilitis angular idiopática.

Quiénes son los pacientes más expuestos

Las boqueras suelen aparecer con mayor frecuencia en pacientes de corta edad o de avanzada edad. Los ancianos, debido al uso frecuente de las dentaduras, suelen tener los labios más sensibilizados; los niños, por el uso de chupetes.

Aunque, en general, afectan a pacientes en un mal estado de salud causado por una mala nutrición o pacientes que presentan enfermedades de la piel, crónicas del sistema digestivo o con predisposición genética como quienes son propensos al acné.

Síntomas de las boqueras

Lo más probable es que las detectes porque sentirás las esquinas de tus labios resecas y sensibles. Los labios, también, pueden presentar síntomas muy similares.

La lista de síntomas incluye:

  • Sangrado
  • Aparición de ampollas.
  • Piel agrietada, irritada, seca y sensible.
  • Comezón.
  • Hinchazón.

Diagnóstico de las boqueras

Para determinar si tienes este trastorno, el médico encargado analizará las boqueras y tu boca en busca de algunos de los síntomas que mencionamos. Es probable, también, que consulte sobre tus hábitos alimenticios y de higiene oral.

Existen otras enfermedades como el herpes que pueden provocar síntomas parecidos a las boqueras. Por esa razón, los profesionales suelen enviar las muestras para que un laboratorio las analice y determine, con exactitud, frente a qué infección se encuentran, ya que precisan tratamientos distintos.

Boqueras tratamientos

Una vez que se identifican las boqueras, el profesional puede determinar el tratamiento adecuado dentro de los siguientes:

Antibióticos

Los antibióticos pueden ser orales o tópicos y tratan todo tipo de infecciones causadas por bacterias.

Trabajo dental

Las dentaduras postizas u otros accesorios para la boca deben ajustarse correctamente. Los dientes desalineados como las mandíbulas se pueden mejorar con aparatos ortopédicos o retenedores.

Cambios de alimentación

La ingesta de alimentos ricos en proteínas, hierro y vitamina B puede solucionar los problemas causados por una mala alimentación o la falta de nutrientes. En estos casos, es recomendable consultar con un experto en nutrición.

Tratamiento tópico

Las cremas antimicóticas o los esteroides tópicos alivian la hinchazón y el dolor de las comisuras de la boca agrietadas. El bálsamo labial o la vaselina pueden mantener la boca hidratada y protegida.

Prevención de las boqueras

En ciertos casos por las boqueras son una condición inevitable. De todas maneras, se pueden encontrar algunas recomendaciones para reducir el riesgo de exposición:

  • Evitar el contacto con alérgenos e irritantes cutáneos.
  • Llevar una dieta variada y saludable y mantener la hidratación.
  • Mantener los labios hidratados.
  • No fumar ni consumir productos de tabaco.
  • No lamer los labios.
  • No usar cosméticos caducados.

Boqueras prognosis

La queilitis angular no suele ser grave. La afección suele desaparecer en unas dos semanas después de comenzar el tratamiento. La queilitis angular grave puede provocar cicatrices o piel delgada y débil si no se trata.

Las boqueras pueden reaparecer después del tratamiento. Para algunas personas, la afección es crónica, es decir, se manifiesta con frecuencia a lo largo de sus vidas necesitando tratamiento constante.