Los chicles son una golosina muy común en la vida de las personas y en esto influyen varias características, como lo son el precio, sabor y diversidad de este tipo de producto. Los chicles suelen ser comidos en grupos muy jóvenes, especialmente en adolescentes, sin embargo, esto se puede volver un producto de consumo diario para todo tipo de personas.

¿Qué es un Chicle?

Los chicles o gomas de mascar son una especie de goma masticable que se crean con plásticos neutros, como el acetato de polinilo o goma de xantano. Anteriormente se utilizaba para su fabricación la savia, y de allí de hecho proviene su nombre, ya que se origina de la palabra zictli el cual es goma que se obtiene de la savia.

Además de la base de goma que tenga estos productos también se hacen a partir de resinas naturales o sintéticas, colorantes, suavizantes, aromatizantes y azúcar. Algunos tipos de chicles o algunas marcas añaden a la fabricación del chicle compuestos como el carbonato de calcio, silicato de magnesio y emulsionantes.

El Chicle y su Impacto en la Salud

La mayoría de alimentos que se consumen hoy en día no se podrían considerar totalmente naturales y/o saludables, por los que la mayoría tiene una especie de intervención humana que altera sus componentes, como por ejemplo pasa con las carnes que se consumen, estas tienen algún tipo de químico que las hace durar más tiempo sin pudrirse.

Sin embargo, el chicle no se considera dañino si se consume de forma moderada, y aunque no se podría decir que es el mejor consumo dentro de una dieta saludable, tampoco se considera algo que se prohíba en una dieta común. Incluso, algunas veces puede que este se recomiende para fortalecer los músculos de la mitad inferior de la cara, es decir, la mandíbula.

Como se sabe, mascar chicle regularmente no se considera un hábito saludable, en efecto podría ser todo lo contrario. Como bien se sabe, todo en exceso es malo, y por esto es importante que si se come chicle se mantenga como algo casual. Algunos de los daños que el chicle puede ocasionar a tu salud son bastante importantes.

¿El chicle engorda o adelgaza?

Ahora que ya se sabe que los chicles no se pueden considerar que sean directamente dañinos para la salud si se consume con precaución, es importante determinar cómo afectan en nuestra dieta y peso.

A la hora de mascar el chicle, algunos expertos dicen que estos pueden calmar el apetito por lo que engaña al cerebro a asumir que está consumiendo algo. Además, gracias a sus saborizantes y el azúcar que contiene, por un tiempo el hambre se puede apaciguar. Sin embargo, no se podría decir que gracias a masticar chicle una persona puede engordar o adelgazar.

Algunas personas que están en dietas estrictas o con bajas calorías recurren a los chicles, algunas marcas incluso promueven la imagen que los chicles sirven para engañar al cuerpo a comer menos, sin embargo, esto no es cierto, aunque ayude a calmar el apetito, de igual forma una dieta saludable es muy importante para mantenerse en forma.

Pero esto no se podría considerar del todo cierto, ya que, aunque el chicle es una gran ayuda para prevenir el comer por ansiedad, estrés o aburrimiento también puede llevar a complicaciones de la salud que son más complicados. El chicle, aunque tiene azúcar, tampoco se puede considerar que sea un gran factor por lo que alguien pueda engordar gracias a ello.

Problemas de Salud relacionados al Chicle

Uno de los grandes enemigos de la salud dental es el chicle, por lo que, al contener azúcar, y si este se consume en exceso, puede producir caries dentales, sin embargo, el daño más significativo que se le hace a la salud dental es el desgaste de las piezas dentales gracias a los componentes que tiene el chicle, como los saborizantes y conservadores ácidos.

Expertos también han determinado que el consumir chicle en exceso puede ocasionar que se sufra de Trastorno de la Articulación Temporomandibular. Esta afección puede llevar a dolores de cabeza, muelas y oídos gracias a la desunión que se da entre la mandíbula, los músculos y el cráneo al momento de masticar.