Algunos tratamientos odontológicos necesitan férulas dentales, como la ortodoncia invisible o las férulas de descarga para el bruxismo. Para el correcto desarrollo del tratamiento es vital cuidar el estado de las férulas.

Por eso, desde nuestra clínica dental en A Coruña, queremos darte algunos consejos para que las mantengas siempre en perfecto estado.

¿Cuándo tengo que lavar las férulas?

Es importante seguir una correcta higiene para mantener el aparato limpio, libre de gérmenes y que nos funcione durante más tiempo.

En el caso de la ortodoncia invisible, hay que limpiar la férula con agua fría y jabón cada vez que nos la quitamos para comer. Por supuesto, también debemos lavarnos los dientes después de cada comida y antes de ponernos los alineadores.

Por otro lado, las férulas que utilizamos durante la noche, solo es necesario lavarlas por las mañanas cuando nos las quitamos.

En ambos casos es recomendable diluir una pastilla especial para limpiar prótesis dentales en un vaso con agua una o dos veces por semana.

Consejos para limpiar las férulas

Una vez conoces los conceptos de higiene básicos, presta atención a estos trucos que harán que tus férulas dentales duren en perfecto estado mucho más tiempo.:

  • No utilices pasta de dientes ni enjuague bucal, pues deterioran el material y harán que los alineadores pierdan su transparencia.
  • Guarda la férula lo más seca posible. Puedes utilizar un trozo de papel o dejarla secar 15 minutos al aire, puesto que la humedad aumenta las bacterias que generan mal olor y mal sabor.
  • Nunca uses agua caliente para lavar la férula ya que puede deformarla y hacer que pierda el molde de tus dientes.
  • Limpia también el estuche donde guardes la férula para evitar que las bacterias se acumulen en el recipiente. Puedes meterlo una vez a la semana en el lavavajillas.

 

Po último, si aún tienes alguna duda, siempre puedes consultársela a nuestro dentista en A Coruña. ¡Contacta con nosotros!