A veces, la vuelta a la rutina tras las vacaciones genera un grado de estrés que afecta a la salud general, y también a nuestros dientes y encías. En este sentido, es importante que te fijes estos días en el estado de tu boca para ver si se está viendo afectada.

¿Qué efectos tiene el nivel de ansiedad sobre la salud bucodental?

Son numerosos los estudios que indican que entre el estrés y las patologías bucales hay una estrecha relación. En ese sentido, es preciso indicar que, en situaciones de presión, son muchas las personas que potencian hábitos nocivos, como el tabaco, o un desequilibrio en su alimentación diaria, entre otros. Este hecho, también propio de una época de mayor estrés, perjudica a nuestros dientes.

¿Cuáles son las enfermedades orales más frecuentes relacionadas con el estrés?

Entre las diversas complicaciones que podemos encontrar, desde el equipo de CML Odontólogos Caredent destacamos, sobre todo:

  • El bruxismo: esta patología oral consiste en rechinar los dientes de manera inconsciente y, normalmente, durante la noche. Según los últimos estudios, un 80% de los casos de personas bruxistas se deben a un alto grado de ansiedad y tensión. Este problema bucodental puede provocar numerosos síntomas, además del desgaste de tus piezas dentales, como puede ser un molesto dolor de cabeza y mandíbula al despertar. Su solución: las férulas de descarga diseñadas por un dentista de confianza.

 

  • Inflamaciones bucales: son frecuentes las irritaciones orales por exceso de estrés, una higiene bucodental ineficiente o un virus. Aunque, en general, estas erupciones bucales desaparecen al cabo de algunos días, lo cierto es que llagas y aftas son molestas cuando se padecen.

 

  • Enfermedades periodontales: este tipo de patologías se perciben por la inflamación, el enrojecimiento y el sangrado de las encías. Aunque tanto periodontitis como gingivitis suelen tener su origen en una falta de higiene oral, el estrés agudiza los síntomas mencionados.

 

  • Xerostomía (sequedad bucal): este problema oral se produce por una insuficiencia de saliva. En períodos de ansiedad, puede darse un descenso en la producción de esta, alterando la calidad de vida del paciente y dificultando procesos como la masticación.

Es importante controlar los niveles de estrés para prevenir estas patologías orales. Pero también, es fundamental que te realices una revisión dental completa para valorar si sufres alguna de estas complicaciones o si la vuelta a la rutina, por el contrario, no ha afectado a tu sonrisa.

¡PIDE TU CITA ONLINE!
1 Visita GRATIS

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 981 143 744